Antecedentes

Los Hermanos Maristas llegaron a la República Mexicana en 1899. El primer Colegio fundado fue el de Guadalajara, en el estado de Jalisco. Se llamó «Colegio de la Inmaculada Concepción».


Fueron tres los Maristas que formaban ese grupo, pero en el año de 1903 llegaron muchos más, procedentes de Francia: huían de una persecución desencadenada en dicho país. Había muchas familias mexicanas, sobre todo de Yucatán, que conocían los colegios que estos religiosos dirigían en Europa; hacía ya mucho tiempo que insistían ante los Superiores de la Orden para que vinieran a establecer sus escuelas en México, pero se tenía cierto temor porque nuestro país tenía en el continente europeo fama de «liberal».

La expansión de la obra Marista fue muy rápida, pues para el año de 1902 ya había 10 escuelas en el Sureste y otras tantas en el estado de Michoacán. En 1901 llegaron los primeros Maristas al D.F.

Quien los invitó y protegió, hasta poner a su disposición su propio Palacio Episcopal, fue el Sr. Arzobispo Próspero Alarcón y Sánchez de la Barquera.

Tras un breve fracaso en la calle de Balvanera (hoy Uruguay), en 1902 se establecieron en la calle de Perpetua (hoy Venezuela) en el N° 4. Aquí, en 1912, se fundó la Preparatoria que luego fue Colegio Francés Morelos, y ahora es el Centro Universitario México. El Colegio que contenía en su entraña lo que ahora es nuestro INSTITUTO MEXICO, se fundó en la calle de Puente de Alvarado N° 23. Se inició en el año de 1911, y dos años después ya tenía 250 alumnos y enseñaban en él 12 Hermanos Maristas.

hisss

 

Mil novecientos catorce fue un año muy difícil: la persecución contra las obras religiosas fue intensa. Se dieron vacaciones "ilimitadas…" Fueron expulsados del país más de cien Hermanos Maristas. Sin embargo, un grupo de esforzados maestros, maristas y seglares, continuaron bajo la sombra del "Hermano Mayor" el Colegio Francés Morelos.

En septiembre de 1921, se celebró en México el centenario de la Consumación de la Independencia; no sabemos cómo, el Colegio Alvarado participó en competencias deportivas contra otras escuelas y nos encontramos que obtuvo el trofeo Iturbide, ¡qué tiempos!