Posts Tagged ‘Champagnat’

Invitación RENUÉVATE

Written by E.P.Z.. Posted in Maristas México Central

Sí eres miembro de nuestra Provincia: docente, personal no académico, padre de familia, exalumno y/o  alumno interesado en crecer en comunidad y reflexionar sobre nuestro ser y hacer marista, entonces Renuévate es para tí.

¿Qué es RENUÉVATE?    

 informes

El ayuno de Cuaresma desde la perspectiva del padre Champagnat.

Written by E.P.Z.. Posted in Pastoral

  

 En el Hermitage había un extraordinario ambiente de vida religiosa y vida de familia.  Los más jóvenes se animaban con los mayores, y éstos se sentían muy felices con el entusiasmo de los primeros.

 

                  clip_image002_005

Un año, cuando la Cuaresma estaba a punto de empezar, todos pensaban en ayunar y hacer penitencia.  También los Hermanos más jóvenes.

                   Estos nombraron seis delegados para ir al cuarto de Marcelino y pedirle permiso para hacer duras penitencias cuaresmales.  Eso le dijo el mayor de los delegados que no tenía todavía dieciséis años.  Marcelino los mandó cenar bien aquella noche y les prometió una contestación en la charla del día siguiente.  Efectivamente, en la «enseñanza» de la mañana siguiente, les explicó "el ayuno que le gusta a Dios" :

                – Hay que hacer ayunar a los ojos.  Hay que mirar hacia adentro.  Hay que ser profundos y no perderse en superficialidades.

                – Hay que hacer ayunar a la lengua.  Hay que hablar más con Dios y buscar las palabras auténticas que nos ponen en contacto con los demás, dejando sin alimento a las palabras vacías y sobre todo a las palabras ofensivas.

                – Hay que hacer ayunar a los defectos, al egoísmo, a los caprichos.  Hay que dejar que se vaya quedando sin fuerzas nuestra pereza, nuestra tristeza, nuestro orgullo.

                – Y, finalmente, hay que tomar mucho alimento en nuestro corazón y en nuestro espíritu.  Hay que rezar con fe y con fervor.  Hay que participar en la eucaristía.  Hay que abrir el corazón a los pobres.  Hay que ayudar mucho a la gente que lo necesita.

                   Después de explicar así el ayuno de la Cuaresma, Marcelino animó a los jóvenes a hacerlo con todo su entusiasmo y también les permitió ayunar corporalmente los viernes a pesar de que por su edad no tenían obligación de hacerlo.

CALENDARIO